k

k

jueves, 26 de enero de 2017

Nemo me impune lacessit!



Somos seres racionales, o eso creemos, pero cada día descubrimos cómo nos volvemos más y más irracionales, llegando a ser tan paroxísticos  que los limites de la convivencia se hacen difíciles de transitar. La fina cuerda que nos mantiene unidos al firme suele se puede romper con gran facilidad, a la menor ocasión sacamos a pasear las bajas pasiones y convertimos una mera conversación rutinaria, intranscendental, en una batalla campal.

Fue Montaigne el que dijo: "...Hay que desconfiar de las utopías, de los necios radicales, de las posturas destructivas de la rebelión sin por ello convertirse en conservador pues nadie, nunca, desea realmente dejar las cosas como están en un mundo desigual e inocuo...".

Yo huyo de las utopías recalcitrantes, a menudo me suelo ver inmersa en debates que hacen que la racionalidad se esfume y aparezca el fanatismo y la radicalidad. Los que defienden sus posturas como los "ideales", no atienden a más razonamientos que los suyos, lo mejor es esperar, respirar y oír la exposición de la retahíla de demagógicas teorías, luego se pasa a la acción y replica con un pase de pecho y se defiende que las posiciones destructoras llevan directamente al caos y que el que no piensa uniformemente no se convierte en conservador, socioliberal, o cualquier otro tipo de rara avis que habita en el planeta de las ideas.

Como, no me considero una persona "Globalmente positiva" (concepto utilizado por los comunistas para referirse al régimen soviético), discrepo y critico a los vendedores de humo que, básicamente, nos han venido a salvar de las garras del viejo sistema y me alejo de la estupidez implantanda y aceptada en cualquier medio de comunicación, cada día más poderosos y sectarios.

"Que cada cual hable de si mismo lo mejor que pueda, con esta advertencia a su prójimo: si por casualidad entiende usted algo de lo que digo, puede usted asegurar que yo lo entiendo de otro modo". Juan de Mariena, dixit. (Antonio Machado).

No hay comentarios:

Publicar un comentario