k

k

lunes, 11 de julio de 2016

¿Eres sexy?


Reza la leyenda que el sultán se situaba en una sala del Palacio Nazarí, dentro de una cámara elevada, oculta por celosías, con el fin de escuchar sin ser visto. Desde allí prestaba audiencia e impartía justicia. Es un hecho históricamente comprobado que el sultán tenía en la época cualidad judicial, y sus sentencias eran conocidas por ecuánimes e imparciales, también cuenta la leyenda que el Sultán pensaba que por la parte superior del techo se ascendía al paraiso, y era por eso que en la mayoría de las estancias de La Alhambra hay verdaderas joyas en formas geométricas y materiales de vivos colores. La superstición no tenía límites, la pusilanimidad tampoco. No voy a entrar en una clase de historia, pero qué decir de lo poco que los humanos aprendemos de nuestros errores...Y el "católico" habrá vencido, sin mucho trabajo impondrá sus reglas y los demás sucumbirán ante la incapacidad real de ser grandes estadistas. Como siempre, los perjudicados: el pueblo llano.
 (Puedes jugar a ponerle nombre a los protagonistas)*
 

2 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  2. Este no es muy católico. Ni la verdad muy nada. Está ahí porque tiene que haber de todo, pero puedo decir y lo digo en el último post, que no estuvo en el Corpus de Toledo nada mas que lo justo para hacerle una tanda de fotos en un balconcillo y parecer multiplicado por mil. ¿Tenía canguelo a la cercanía del puebo a pesar de la escolta de la mancheguesa.

    ResponderEliminar