k

k

lunes, 13 de junio de 2016

El agua como negocio.



Salvo que el agua sea barro, esté contaminada por sustancias fecales u otros organismos vivos nocivos para la salud humana ¿Qué justifica que tengamos que beber agua embotellada?. Si, supongo que la respuesta es bien simple: el negocio. Las embotelladoras hacen grandes campañas sobre los beneficios saludables de tal o cual mineral contenido en la marca de agua que mercantilizan. He viajado por diferentes países, del primer, del segundo y del tercer mundo. En la mayoría de mis viajes, me ha sorprendido un hecho, dependiendo del lugar, el agua puede ser un tesoro preciado, algo imprescindible y en otros tienen una rica agua proveniente de manantiales que no les cuesta ni un euro, salvo el mantenimiento de las tuberías que la conducen a la ciudad (Por ejemplo, Viena). Me gustan esos países en los que la costumbre hace que, al ir a comer o a tomar un café, lo primero que te ponen en la mesa es un vaso o una jarra de agua, sin coste alguno ¿Por qué tenemos que pagar por una botella de agua mineral?
Leyendo un artículo sobre las celebridades y sus gustos o manías, me sorprende que en cuestión de agua hay toda una industria al alza, restaurantes o bares con cartas exclusivas de cualquier marca de agua, por la que puedes pagar un precio astronómico. El consumismo no tiene límites y hemos llegado a un estado de idiotez generalizada que hace que los especialistas en mercadotecnía se froten las manos ante cualquier producto, potencial objeto de deseo. Las empresas contratan a los mejores para hacer campañas publicitarias agresivas y los consumidores se dejan "mimar" por las bondades del producto de moda.

2 comentarios:

  1. Hola, Inma:
    Seguro que ya sabes que un exdirectivo de Nestlé dijo que el agua no era un derecho para así privatizarla. ¡Qué jeta! Algo tan vital como el agua no quieren que sea un derecho con tal de obtener ganancias, más de las que ya tienen.En Madrid tenemos una plataforma contra la privatización del Canal de Isabel II que pertenece a todis los madrileñis y que los gobiernos del PP también quisieron privatizar, pero ahí están esis ciudadanis, luchando por el agua pública 100 x 100.
    Abrazos

    ResponderEliminar
  2. Hola, Inma. Todos estamos un poco locos... Un beso desde Canarias, el único lugar de España en el que el agua, sí, esa agua de todos, no forma parte legal del dominio público. Aunque aquí tenga una explicación histórica que no voy a relatar.

    ResponderEliminar