k

k

viernes, 25 de diciembre de 2015

Una aproximación a la felicidad


Puedo afirmar que, terminando éste año tan convulso, he tenido el placer de encontrar  una parcela del mundo en la que la felicidad personal ha surgido en forma de baile en las profundidades, en el silencio ruidoso de un mar poco profundo, pero muy rico en vida. Tal vez me haya reencontrado con una parte de mí que no pertenece a mi mundo habitual, la excepcionalidad de la experiencia y la aproximación a los escasos momentos de felicidad se han materializado y ahora me queda el documento gráfico para soñar.  Os dejo una pequeña muestra de lo que comento, aunque la calidad no es muy buena, os podeis hacer una idea. 
¡¡¡Os deseo que encontreis vuestros momentos de felicidad en el año próximo!!!

3 comentarios:

  1. Bellisimo! Yo ya no querria volver a este mundo...
    Suerte para el 2016.
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Una vez tuve la experiencia de disfrutar en directo de algo parecido, y desde luego que no se olvida.

    Sigamos buscando y encontrado los momentos de felicidad el año que viene.

    Gracias y saludos.

    ResponderEliminar