k

k

jueves, 5 de junio de 2014

El buen trabajo.

Por parte del Gobierno o de las grandes empresas (esas que nunca han padecido los rigores de la crisis) se nos viene diciendo que estamos saliendo del túnel, que España empieza a recuperarse y a crear empleo. ¿Son palabras populistas/populares o son noticias ciertas?. Dicen por ahí que a Montoro le gusta o tiene predilección por hacer labores de maquillaje, tal vez su profesión frustrada sea la de esteticista. Bueno, bromas a parte, creo que todos conocemos o tenemos a nuestro alrededor a familiares, amigos o conocidos que están desempleados desde hace mucho tiempo, que han agotado sus prestaciones y que cada día, currículum bajo el brazo, se patean ciudades y pueblos buscando trabajo, sea de lo que sea.
EJEMPLOS:
**Un Ingeniero de Caminos, le ofrecen un contrato de un año en Guinea Ecuatorial, si no acepta...a la calle. Tiene mujer y dos hijos pequeños ¿Qué hace?. Acepta y allá que se va.
**Un Diplomado en Relaciones Laborales, le contratan en una de esas Cajas de Ahorros a las que todos hemos contribuido a "rescatar". Le pagarán menos de mil euros por un trabajo de 8 horas, con sólo una hora para desayuno y comida. El trabajo que realizará es el mismo que hasta hace quince días hacía otra persona y por el que cobraba casi tres mil euros más seis pagas extraordinarias, a la misma que han pre-jubilado (con 52 años).
**Un empleado de fábrica, de una multinacional que todos conocemos. Su contrato es de risa: le llaman a diario, pero el truco está en que ha de ir a firmar, cada día, por seis horas de trabajo. Ha de estar disponible para cuando la empresa lo requiera. Las horas las pagan a cinco euros.
**Una abogada a la que le ofrecen un contrato en un bufete de Madrid, cuando llega al puesto se da cuenta de las condiciones: es la recepcionista del despacho y cobra ochocientos euros. Ha de pagar alquiler de piso y manutención ¿Cuánto le queda después de hacer esos pagos?.
**Un parado que es llamado por el Inem para que realice un curso de formación en un Hotel (cadena hotelera de las más conocidas y rentables de España), le ofrecen hacer el curso: desde las 8 de la mañana a las 5 de la tarde. No cobra un euro. A los dos meses le dan un "premio": irse a Menorca con una mierda de contrato de formación (el muchacho tiene 45 años) aún no sabe ni lo que cobrará, ya que el jefe le "amenaza" con que ha de ganarse el puesto.
Todos éstos ejemplos son reales y los trabajadores a los que cito están "agradecidos" y contentos porque han tenido la oportunidad de trabajar. Las palabras que más oigo: "...Bueno, si cobro X es mejor que nada, es lo que hay, me tengo que conformar...".
¿Esto no puede hacernos reflexionar respecto de las buenas noticias sobre el desempleo que tanto pregona el Gobierno?.
Vamos hacia la ESCLAVITUD y ¡¡¡agradecidos!!!.

No hay comentarios:

Publicar un comentario