k

k

jueves, 8 de mayo de 2014

Solos.

 
 
 

 
 

 
 
Somos individuos que estamos preparados para vivir en sociedad, pero que cada día nos vemos avocados a una soledad interior provocada por la grave situación en la que estamos inmersos. Quiero ser optimista, pero a diario compruebo que es difícil no sucumbir al desanimo. Se agotan las fuerzas, las ideas y el savoir faire. Irascibilidad que se manifiesta ante cualquier detalle nimio.
 

2 comentarios:

  1. Alguien -muy de izquierdas- me reprochó el otro día que por qué estaba tan serio y no esbozaba una sonrisa, que "no era para tanto". Te ríes con el sol que hace, cuando te bañas en la playa, paseando por los pueblos del Guadalquivir, pero lo demás está demasiado gris. Los humanos están barrenando, me temo que peligrosamente.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. hola
    pasé por el altillo y lo encontré cerrado. me gusta este blog.
    una abraçada

    ResponderEliminar