k

k

martes, 25 de febrero de 2014

¿Todo está perdido?

 
 
Pues depende del que lo diga. Para unos todo está perdido por ejemplo: los desheredados de la tierra, los muertos, los millones de pobres, las mujeres usadas como simple mercancía, los niños obligados a trabajar por un chusco de pan, y un largo etcétera que es doloroso, pero a la vez lejano, en el sentido de que lo vemos como espectadores sentados en cómodas butacas. Estuve en el funeral de un familiar y el señor párroco nos proponía hacer un ejercicio de reflexión sobre la fe. Yo me fui a otros lugares, mi mente solo visualizaba un amplío mar azul, tranquilo, sin oleaje...Cuando volví pude oír las últimas palabras: "...roguemos porque todos recuperemos la fe, para que el que no la tenga vuelva al "redil" del señor y pueda redimir sus pecados, porque en caso contrario no le quedará nada, fuera de la fe en cristo no queda nada...". A grosso modo fueron éstas las palabras. Por educación y deferencia hacía mis primos permanecí sentada en mi asiento. De eso hace una semana y aún me dura el cabreo y la indignación por la falta de escrúpulos que pueden llegar a tener todos los que están subidos en un púlpito (sea el de una iglesia o en el Congreso de los Diputados). Para mitigar mi cabreo me fui a ver la última película de Robert Redford (que os recomiendo): "Cuando todo está perdido". Al salir del cine concluí que NO TODO ESTÁ PERDIDO (perdonad por la mayúsculas, jeje). Una metáfora del hombre solo que lucha contra las adversidades y la sucesión de acontecimientos ajenos a su voluntad, y el hecho de dejarse llevar por la desesperación cuando ya no ve salidas; el poder del pez grande (cualquier poder: económico, político...) que pasa justo al lado del pez pequeño (los ciudadanos corrientes) y ni siquiera le ve. Y mi conclusión: no lo hemos perdido todo, pero estamos solos y no podemos fiarnos de ellos, nuestra salvación pasa por ayudarnos entre nosotros, unirnos para defender nuestros intereses y luchar contra los peces grandes y vencerles, democráticamente, hasta derrotarles.
 
 
 
 
 

4 comentarios:

  1. Parece interesante la película.. Últimamente, tanto en la ficción como en la realidad, proliferan estos relatos de aflicción y soledad, en medio de esta orgía tecnológica con la que nos prometieron la "aldea global" de un gran hermano "feliz". Y todo es una mentira exponencial, apocalíptica. Tienes razón en que deberíamos volver a ese espíritu de colaboración que en otros tiempos hemos vivido, porque "ellos" -los poderosos- se aprovechan del egoísmo fomentado en las últimas generaciones para dividir y devorar a los pececitos que solo creen en su propia salvación.

    Mi pésame por lo de tu familiar. Y mi aplauso por tu buen talante y elegantes ideas. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Camarada, como siempre tan atinado en tus comentarios.
      Saludos

      Eliminar
  2. Buena entrada. Aprovecho la ocasión para despedirme. Adiós.
    Un cordial saludo

    ResponderEliminar
  3. Cuando alguien se despide de otra persona es porque la conoce, no?.
    De todos modos, gracias y un saludo

    ResponderEliminar