k

k

jueves, 21 de noviembre de 2013

Polìticamente correctos

Me provoca tremenda rabia el tener que contenerme y no poder mandar a la mierda a todos los que me molestan con sus idioteces, pero no sería políticamente correcto hacerlo. Ya me lo decía mi padre: una universitaria no puede decir "...esas cosas...". Leo un artículo sobre lo que HA HECHO RAJOY EN SUS DOS AÑOS DE GOBIERNO (...ha dado dinero público a los bancos, ha reducido el desempleo y las pensiones, ha recortado en sanidad y educación, ha subido impuestos...) y me pregunto ¿No es políticamente correcto mandarlo a la mierda? Pues que quieren que les diga, que desde el Rey hasta el último payaso del circo municipal que se vayan todos y nos dejen de tomar el pelo. Nos están tratando como si fuésemos unos iletrados a los que se les puede decir cualquier mentira y maquillarla de forma tal que parezca que es la verdad más absoluta. ¿Recuerdan eso de repetir una mentira mil veces...? (Técnicas de tiempos que mejor no recordar, aunque más de un Ministro se empeñe en que eran apropiadas).

Hoy voy a mandar a la mierda a un montón de personas, entre otras, a la amiga que se santiguará al leer éstas palabras, ya que estoy ahora mismo con ella, en la cafetería...), la misma que tienen a dios en la boca desde que se levanta hasta que se acuesta,...A veces me pregunto si no se acuestan con dios, jeje...ah, y ella odia a las personas que dicen tacos, tan modosita, tan educada, tan, tan...¡hala, a la mierda!. Al payaso de turno que se piensa que las mujeres somos inferiores en todos los sentidos y por ello se nos puede tratar como trapos, que tiene celos de que se le pueda hacer sombra ¡vete a la mierda!. A esa persona que, siendo un ex-delincuente, me viene con buenas palabras y buenos modales a dar lecciones...Si, creo en la reinserción, pero no en la hipocresía y en la falta de ética (la moral se la dejo para los creyentes, que son tantos, tantos...) ¡vete a la mierda!. Y podría seguir, pero no tengo tiempo, estoy en mi hora del café y escribo estas palabras desde el cabreo más absoluto. Hala, yo también me voy a la mierda, aunque preferiría no hacerlo...
 

1 comentario:

  1. Estamos viviendo años nefastos en muchos sentidos. Es imperdonable que este tipo y su mariachi de ministros se afanen en incrementar las diferencias de clases sociales, cuando ellos son los primeros corruptos y abarcenados hasta las trancas. En la Edad Media hacía lo mismo la mal llamada nobleza: saquear y robar a los menesterosos.

    Salud, amiga.

    ResponderEliminar