k

k

lunes, 25 de noviembre de 2013

La critica natural

 
 
 

 
 
 



Este fin de semana he recibido 15 sms para que acudiera al CONGRESO DE GRANADA en calidad de "simpatizante". Resulta que, últimamente, simpatizo más bien poco con las gentes que iban a asistir al mismo. Decido dar la callada por respuesta y disfrutar de la naturaleza, del silencio que proporcionan las cumbres de Sierra Nevada. En la ruta pasas de los dos mil metros a los casi tres mil metros que llevan hasta la falda del Veleta. Maravillosa estampa. El esfuerzo ha merecido la pena. Meditas sobre cómo los viejos no quieren dar paso a los jóvenes. Por mucho que la sabia nueva quiera ponerse medallas y hacer discursos grandilocuentes y digan que iban directos al "corazón" del que los escuchó, no me creo nada y espero a que las cosas vayan tomando forma. La critica debe de estar basada en la reflexión y la coherencia. Mis posiciones no van paralelas a las que se me plantean. Las cúpulas están bastante alejadas del ciudadano corriente. Este se encuentra solo ante los retos y conflictos cotidianos. En mi soledad puedo decir "soy yo y mis circunstancias...". No me atraen con cantos de sirenas...
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario