k

k

jueves, 25 de julio de 2013

Mundo de genios.

 
 






" El caos engendra genios".
 
No sé o no puedo recordar donde leí ésta frase, pero me viene a la memoria en estos momentos al hilo del caos político, económico e institucional que vivimos, no sólo en nuestro país sino en todo el mundo, hasta Brasil, tan emergente y tan puntero tiene ya sus propios indignados, jóvenes que protestan en las calles por la subida del transporte público, por una enseñanza mejor, etc. La indignación se globaliza. El que pretenda vender ética política en éste gran mundo, comprobará que se le queda oxidada en el gran almacén de los recuerdos ¿Puedo estar equivocada y que aún queden grandes vendedores de éticas particulares? Analizando cualquier portada, tertulia o diario compruebas que la desfachatez no tiene límites y, lo más grave, tampoco estamos por la labor de ponérselos. El papel de gobiernos al servicio de los poderes fácticos choca frontalmente con cualquier intento de demostrar que el "gobierno es por y para el pueblo".
¡Bienvenidos al gran espectáculo! Pasen y vean cómo somos manipulados desde Europa, EEUU o por cualquier niñato Director de una empresa de ratting; genios de lámparas maravillosas que sólo hacen brillar unos pocos privilegiados. Nadamos en las aguas que ellos han enturbiado y vamos unidos, en nuestra inocencia, hacia lo desconocido o hacia un camino que nos pintan maravilloso, cual paisaje impresionista, pero que al final no lleva a ningún lugar común o mejor para el ciudadano. La tormenta sigue fraguándose.

3 comentarios:

  1. No sé si es cierto que el caos engendre genios (la frase es de Frazier, personaje de la novela Walden Dos de B. F. Skinner, y hace referencia, si no recuerdo mal, a un "caos psicológico", algo como que es el desequlibrio mental, las neurosis de todo tipo, lo que produce eso que llamamos "genio": artístico, sobre todo.) Lo que si parece claro es que los depredadores de la política y la economía, es decir, todos los que se dedican a la política y a la economía, aprovechan el caos que ellos mismos crean para, aprovechándose de él y haciéndose pasar por genios, "salvarnos" de algún mal que ellos mismos han generado. Y de paso lucrarse a costa de los "salvados", como bien se está viendo en esta crisis, ciertamenmte "fabricada".

    ResponderEliminar
  2. Si ellos no se ponen límites, y nosotros no estamos para ponerlos, dejas en el aire cualquier solución. Este circo, cargado de contorsionistas de la mentira, trapecistas de balances, domadores de consumo y payasos de nariz iluminada, está para parar la función.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. La fotografía del campo de cereal..,impagable.

    ResponderEliminar