k

k

jueves, 20 de junio de 2013

Simples espectadores


 
 
 
 



Entusiasmo e indignación. (Son dos motores de la escritura que hablaba Chesterton)
 
Suelo observar el cielo, sobre todo el nocturno, con mi telescopio, pero lo que realmente me gusta es mirar la luna en sus diferentes fases, la más cautivadora es la llena. Cuando te acercas el brillo que despide hace que te duelan los ojos, pero sigues ahí durante horas, esperando que haya un acontecimiento histórico que sólo tú seas capaz de apreciar. Otro tanto hago con la cámara de fotos, cuando estoy en lugares de difícil acceso suelo acercar el objetivo lo máximo posible y hay veces en las que puedo ver pequeños reptiles a los que tengo una fobia bastante acentuada, pero me siento segura y a salvo. Digo todo esto porque tengo la sensación de que en nuestro bendito país hacemos algo similar a lo que relato. Observamos la realidad desde arriba o desde abajo, pero nos mantenemos en planos secundarios, esperando a que ocurra algo trascendental que nos cambie la vida sin arriesgar nuestro bienestar personal.

4 comentarios:

  1. Me asaetan las preguntas... ¿Hasta tu ford es rojo?, ¿es que te tienes que ir a Formentera a fotografiar una lagartija?, ¿comprendes ahora, viendo la luna llena, que mi obsesión astrológica no iba tan desencaminadaaa?

    Con testa, después de la publi, je je. Beso rojo.

    ResponderEliminar
  2. Suele ocurrir, pero a veces arriesgas y pierdes, pero no importa porque a la vez ganas amig@s, experiencias y ganas de seguir arriesgando.

    Un beso y no cambies tanto de dirección que cuesta encontrarte.

    ResponderEliminar
  3. Estar de espectador está bien, pero tarde o temprano tienes que implicarte y mancharte

    ResponderEliminar
  4. Decía Robert Capa que si tu foto no era buena es que no estabas lo bastante cerca.
    Saludos "niña".

    ResponderEliminar