k

k

domingo, 16 de junio de 2013

Más hipocresía

 


¿De qué clase de sistema nos hemos dotado que premiamos a los (hipócritas) y castigamos a los (Desesperados)?. Estamos inmersos de tal forma en la coyuntura socio-económica que, casi sin darnos cuenta, somos "fulminados" por "pecados" que no hemos cometidos. Los hipócritas intimidan con sus prácticas, a veces, mafiosas y sus leyes restrictivas y los desesperados las acatamos a duras penas y casi sin aliento. No quedan palabras para calificar la actuación de tanto reformista gubernamental que sólo ve un negocio en situaciones de la vida que son extremas. La rebelión está por llegar.

3 comentarios:

  1. He visto que la actual directora del FMI, Cristine Lagarde, le escribe una carta a Sarkozy en la que le estimula a "utilizarla". ¿Cuántas Cristinas y Cristinos habrá sueltos por el mundo escribiendo ese tipo de cartas a sus "superiores"?
    Saludos rebeldes.

    ResponderEliminar
  2. La rebelión está por llegar, eso soñamos los que estamos continuamente en la calle, pero a veces despertamos y vemos resignación y conformismo.

    ResponderEliminar
  3. A cuento de esto, permíteme que copypaste un comentario de El País:

    Promesa autocumplida

    <"discoteque_ La falta de educación sexual - dirán que he perdido el juicio- es, en mi opinión, la que ha generado las crisis mundiales actuales. Todos los días leo a foreros que justifican esto con datos del FMI, BCE, CE... Cuando a estas entidades, lo único que les interesa es la producción, como si de cadenas de montaje mecánicas habláramos. Solo se puede alcanzar el progreso social poniendo en el centro de todo a las personas, y la forma de relacionarse entre ellas y el entorno. Cuidando, no sus finanzas, sino su inteligencia emocional. Construyendo sociedades mentalmente equilibradas, sin miedos ni tabúes. Solo a partir del respeto y de ese amor que hoy causa hilaridad entre los tipos que están saqueando nuestras arcas, se puede erigir una sociedad con los valores que anhelamos de equidad".>

    Pos eso, insisto: la crisis es de personas que no se encuentran a sí mismas. Lo demás vendría añadido, como también pasó en mayo del 68.

    Saludetes.

    ResponderEliminar