k

k

lunes, 25 de febrero de 2013

Información.

Que lejos quedan las palabras recogidas, por escrito, en la Constitución sobre la libertad de expresión y el derecho a recibir información veraz. La manipulación mediática es cada día más visible e indignante. Los correveidiles afines al gobierno corrupto hacen auténticas virguerìas para llevar el agua al molino del partido en el poder. Me sorprende ver y oír a los "tertulianos" políticos explicando la situación jurídica del gobierno, algunos son doctores en derecho, otros son profesores universitarios y les vemos haciendo encaje de bolillos, un totum revolutum en el que exoneran o, tratan de hacerlo, de cualquier tipo de implicación del PP en el caso Bárcenas. ¿Quien paga a los plumillas?. Ponga a un Marhuenda a su servicio y tendrá asegurada la defensa a ultranza de sus intereses, por muy espurios que estos puedan ser.

4 comentarios:

  1. Qué gran periodista es Marhuenda, abogado, profesor en la universidad Rey Juan Carlos, barcelonés de nacimiento; defensor de las mujeres que ignoran el jaguar del marido en el garaje..., y machaca de Rajoy. Un tío veraz y objetivo comparable a un Gabilondo. ¡Por favor!

    ResponderEliminar
  2. GRACIAS INMA POR VENIR A LEER LOS PENSAMIENTOS AZULES DE LOS LUNES, ESPERO QUE SEAN POSITIVOS Y QUE LES SIRVAN A ALGUIEN. NO DIGO A TODOS PORQUE SOMO DIFERENTES Y ALLÍ ESTÁ LA MAGIA.

    BESOS

    ResponderEliminar
  3. La consigna es: siempre amoldar la realidad a la ideología, nunca al revés.

    Y digo "ideología" porque hoy me siento generoso. Todos sabemos que para los medios ideología se traduce en interés.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Ya sabes, manipula que algo queda !

    Saludos
    Mark de Zabaleta

    ResponderEliminar