k

k

sábado, 1 de diciembre de 2012

Economía más humana.

 
 
¿Sabes que es la Responsabilidad Social Corporativa? (RSC). A grosso modo es aquella que deberíamos exigir a las empresas ante determinadas conductas nocivas para el desarrollo humano. Por ejemplo: exigir que se respeten las reglas internacionales relativas a medio ambiente. Exigir que se respeten las convenciones sobre Derechos Humanos.
 

¿Sabías que, por ejemplo, en 2007 138 países del mundo violaban los derechos laborales de los trabajadores? En Birmania se usan presos políticos para construir oleoductos.
 
¿Sabias que es el Banco Mundial el que da instrucciones sobre privatización de los servicios públicos? Sanidad, Educación, Energía, Ejércitos. Se pretende con ello una liberación del Estado en beneficio de las Multinacionales.
 
¿Sabias que los países del sur compiten entre ellos por atraer a las Multinacionales? Lo hacen aún a costa de vulnerar derechos humanos.
 

¿Sabes qué una empresa sostenible puede ser a su vez: viable, socialmente beneficiosa y ambientalmente responsable?.
 
¿Sabes que existen las empresas éticas?. Si, son aquellas que se plantean tres cuestiones a la hora de desarrollar su actividad productiva: Qué producir, cómo producir y para quién producir.
 
¿Sabes que no no se puede crecer economicamente constantemente?. Hay una finitud y parece ser que no vamos por el camino de aceptar ésta premisa. No se quiere cambiar el paradigma y vamos hacia el caos.
 
¿Sabes que hay una Banca Ética?.  Proyecto Fiare
 
Todas éstas preguntas o cuestiones surgen tras unas jornadas organizadas por Economistas Sin Fronteras. Mis conclusiones fueron bastantes claras: ¡Otro mundo es posible!
 
¿Ah!, os recomiendo el visionado de la película "CONCURSANTE", poco conocida, pero muy representativa de lo que está ocurriendo en la actualidad. 
 
 

3 comentarios:

  1. Una excelente llamada de atención,,,a "esa" Economía Social...que brilla por su ausencia!

    Saludos
    Mark de Zabaleta

    ResponderEliminar
  2. Una ciudadanía más concienciada, activa, responsable, comprometida, participativa, exigente con los poderes político, empresarial y financiero es, hoy por hoy, nuestra única esperanza.

    O espabilamos o...

    Nuestra única esperanza, decía.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Ma ha gustado mucho este artículo. Por lo demás, repitiría lo que ha dicho II Gatopardo, sobre lo que es nuestra única esperanza.

    Un saludo

    ResponderEliminar