k

k

martes, 20 de noviembre de 2012

Mierda de día (20-N)

Entre tanto el pueblo sigue quejándose, manifestándose, cabreándose y tantas otras emociones negativas más, el gobernante, manejado por unos cuantos, sólo hace que huir hacia un lugar sin retorno ¿O si que lo hay?. Ni Rajoy tenía la varita mágica (por mucho que lo vociferaba en el balcón de Génova hace un año), ni Zapatero era tan malo. Hoy, dos noticias me han impactado: más de dos millones doscientos mil niños españoles viven por debajo del umbral de la pobreza y la que decía que a un ciudadano, que tenía una deuda de cincuenta mil euros con un banco, le han admitido el piso hipotecado a cambio de perdonarle la cantidad adeudada (vamos, lo que todos están pidiendo a voces: la dación en pago). La primera por lo que implica que en un país como el nuestro, que se codea con el grupo de los grandes, tenga ese grave problema, niños que pasan hambre, que sólo hacen una comida decente al día. La segunda porque significa que hay esperanza de que los cabrones-banqueros recapaciten y den una tregua a los millones de españoles que están pendiendo de un fino hilo que les separa de su vivienda habitual y la puta calle. Que salga Rajoy, de nuevo, al balcón y nos diga a la cara, pero sin caradura, que esto lo vamos a arreglar. ¡Felíz aniversario, mayoría!

No hay comentarios:

Publicar un comentario