k

k

sábado, 6 de octubre de 2012

Pensar en linea recta.

 
Los caminos no son todos rectos, ni todos llevan a destinos ciertos. Las ideas, las actitudes, los postulados aún lo son menos, pero hay muchos que se empeñan en hacernos ver que sí lo son. La recta razón, la actitud según mandan los sagrados cánones y los postulados dogmático-retrógrados están imbricados en la España de los últimos tiempos. ¿Quien o quienes son los que definen estos conceptos? ¿Los mismos que nos hacen retroceder en derechos adquiridos? Los mismos que piensan como ese político, representante de la derecha más auténtica, que ha dicho: "las leyes son como las mujeres, están para violarlas". Ya sabemos el respeto que tiene por las leyes, así que pobre de la mujer que se cruce en su camino. Y qué decir de los medios de comunicación afines (...bastardos...) que les jalean y no son capaces de plantarse y decir ¡Hasta aquí hemos llegado! Como eso no va a ocurrir, seguiremos viendo cómo nos hacen creer que vivimos en una España feliz e ideal, en la que cualquier tiempo pasado fue mejor (...en los periodos en los que gobernaban ellos, claro...) y en la que cualquier tiempo futuro lo será, también, si ellos siguen a los mandos del control.

No hay comentarios:

Publicar un comentario