k

k

jueves, 4 de octubre de 2012

¡Las sentencias son pijas!

Es increíble lo que ocurre en éste país. Los manifestantes del 25-S son demonizados por un partido (en el gobierno nacional y autonómico) y un Juez viene a decir que el derecho de manifestación y la libertad de expresión son dos derechos constitucionales y que no se puede coartar por una Delegada del Gobierno con afán de protagonismo (no doy el nombre porque me niego a darle más publicidad a la...esa), ni por un Ministro con cierto ramalazo de fascista (el titular de la cartera de Interior), ni por unos cuerpos de seguridad del estado que, previamente adoctrinados por los altos mandos, se les va la mano con la violencia. Pedraz será lo que quiera ser: ácrata, pijo, o peregrino a tierra santa, pero ante todo es Juez e interpreta la ley según su "leal saber y entender" y en el caso de las detenciones de los manifestantes está claro, la fuerza usada, los argumentos esgrimidos para llevar el caso ante la justicia se cae por su propio peso: nadie iba a entrar en El Congreso de los Diputados, por lo tanto el delito que se les quería imputar estaba de más. Osea, Pedraz que me da igual lo pijo que seas, o si eres un ácrata, sólo te exigimos que hagas cumplir la ley y en éste caso de los detenidos por los acontecimientos del 25-S lo has hecho. ¡Gracias! (...o no, es tu deber como juzgador).

1 comentario: