k

k

jueves, 9 de agosto de 2012

Rutinas.

Cada mañana lee las mismas frases:

"...Comme j'admire les reflets de votre chevelure..."
"...Les pieds sur terre..."
"...La plus belle du monde...".

Extractos inscritos en el salvamanteles que usa para desayunar rutinariamente. Le sirven para transportarse mentalmente a lugares que, aunque no le son desconocidos, le resultan lejanos y extraños. Su mejor hora del día pasa por imaginar mundos paralelos. Cuando recoge los útiles del desayuno todo se torna gris, le envuelve una neblina que no es capaz de eliminar y termina por convertirse en una oscura pesadilla. Ha decidido ser la única invitada en ese mundo, pensando que no puede ser peor del que ya tiene. La decepción, la pena, la meditación, el juego de mirar a la cara y ver las facciones. Vuelta al inicio. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario