k

k

miércoles, 9 de mayo de 2012

Se acabó el caribe para el "divo" Dívar.


Las semanas "caribeñas" del "divo" de la justicia española Carlos Dívar le van a traer más de un quebradero de cabeza. Hasta ahora era lo habitual, la mayoría de jueces y magistrados: de jueves a martes...¡mambo! y todos callados, porque el que más el que menos tenía motivos para hacerlo, que si un curso aquí, que si una conferencia allí, una invitación a una universidad, etc., etc. Ahora, con la crisis, con todos los casos de corrupción institucional (hasta la más alta instancia: el Rey) y con la ciudadanía hasta las narices de que le tomen el pelo, sale a la luz que el Presidente del CGPJ y del TS podría, presuntamente, haber malversado fondos públicos para pasar fines de semana en Marbella, en hoteles de lujo, restaurantes y demás milongas zandungueras. La cantidad malversad es lo de menos, la cuestión es que un funcionario publico no puede valerse de sus privilegios para beneficio propio. ¿Recuerdan a un juez condenado que estuvo en la picota por unos cursos en New York? Vaya, vaya, vaya...ahora el más alto cargo de la magistratura española es denunciado por un presunto delito de malversación que estudiará la Fiscalía General del Estado. Supongo que Torres Dulce no se va a complicar mucho y, visto lo visto, archivará la "causa" y nosotros, los ciudadanos de a pie, nos creeremos lo que nos cuenten, porque está claro que cada vez nos creemos más y más mentiras ya que si no es así no se entiende que permanezcamos pasivos. ¡El mundo al revés! Nunca una frase viene más al hilo de lo que sucede en España: los "presuntos" delincuentes, los corruptos, los ministros irresponsables, los que hacen la vista gorda ante la comisión de delitos flagrantes, el  presidente-Rajoy ausente, el rey más ausente todavía o tan presente como el socio de Urdangarín quiera (por lo de los correos esos que dice poseer y que incriminan a su majestad), todos estos se ríen de nosotros y llegará un día en que nos olvidemos de lo que han hecho ¿Cuándo? Cuando la espada de Damocles representada en forma de CRISIS deje de pender sobre nuestras cabezas. Suena a demagogia, pero en el fondo muchos piensan de igual forma. Tendemos a olvidarnos de lo malo cuando personalmente nos va bien. 




2 comentarios:

  1. Cosas veredes amigo Sancho...

    Mark de Zabaleta

    ResponderEliminar
  2. Y el hombre Dívar dice que no ha hecho nada " malo ". ¿ Qué entenderá por bueno y por malo ?. Para quien no tiene vergüenza todo el monte es orégano , o sea , bueno.

    ResponderEliminar