k

k

jueves, 31 de mayo de 2012

Dívar kafkiano.

<...Es necesario no desentenderse nunca del curso del proceso. Es obligado frecuentar al juez a intervalos regulares, no estar ausente en las ocasiones especiales y llegar a obtener una verdadera amistad con el magistrado. Si no es posible tener una relación personal, es menester influir sobre él por medio de otros jueces, sin dejar de hacer todo lo posible para obtener contacto personal...> "El Proceso". Kafka.
Señores del CGPJ: ni austeridad, ni transparencia, ahora no nos vale que traten de vendernos que es de eso de lo que se trata en el caso de la denuncia contra Dívar. Lo que necesita la ciudadanía es ejemplaridad de los que nos gobiernan. Los sacrificios ya los hacemos los de a pie, no un sujeto que se va a hoteles de lujo y se gasta nuestros dineros en asuntos particulares. Está claro que el Gobierno ha influido en la decisión de que Dívar no dimita, porque el país no está para más escándalos y éste es muy gordo. Su conciencia está muy tranquila porque el "no fue a hoteles de lujo, sólo a uno de cuatro estrellas que para la zona que es no está nada mal". ¿Nos da lecciones de austeridad y dice que no son hoteles de lujo?. Definitivamente el estado democrático de derecho se va a la mierda y éste señor, igual que el resto de políticos, se ríe de nosotros y seguimos impasibles. Este buen hombre es un hipócrita que no merece el cargo que ostenta y los que le mantienen en su puesto son cómplices de la vergüenza que representa tener a una Justicia en la picota, con guerras entre facciones de Magistrados según hayan sido propuestos por uno u otro partido político. Que se deje de historias y cuentos chinos, no nos vale que diga "lamento mucho" y seguir como si nada hubiese ocurrido. ¿Será el Rey el que le ha aconsejado la dirección de su discurso?. Mi conclusión: Este hombre nos toma el pelo y el resto de poderes del estado lo consiente. La corrupción y la ética político-moral son las señas de identidad de nuestra tierra patria.

1 comentario:

  1. Lo has sabido presentar magistralmente !

    Saludos
    Mark de Zabaleta

    ResponderEliminar