k

k

jueves, 5 de abril de 2012

Voto de probreza

Se aprueban los Presupuestos más restrictivos de la historia y resulta que una institución, que se supone debería financiarse solita, es la única que no sufre recortes. ¿No es para echarse a llorar y más en estos días de pasión?. Ellos no sufren recortes
En un estado que, en teoría, es aconfesional resulta que la Iglesia católica es financiada con dinero del contribuyente y así llevamos desde tiempos remotos. La Constitución, en su artículo 16.3º, vino a decir que si, que el Estado no tenía religión estatal, pero se "premiaba" a la católica al afirmar que "...los poderes publicos tendrán en cuenta las creencias de la sociedad española y mantendrá las consiguientes relaciones de cooperación con la iglesia católica...", ¡tate!, mal comenzamos la transición en el plano de las creencias, para terminar de rematar la faena se firman los Acuerdos del 79 Estado-Santa Sede (aún vigentes) y en esas seguimos, en que tenemos a un lastre que nos cuesta unos buenos cuartos a todos, seamos o no creyentes. ¿Cómo es que nadie, o casi nadie (salvo IU y el PSOE en la última campaña electoral) se atreven a discutir sobre la necesidad de revisar los Acuerdos?. La única explicación: ¡son los votos estúpidos!.
Hala, a seguir procesionando mientras leemos las noticias sobre los recortes en educación: becas, supresión de escuelas infantiles, investigación, etc., etc...

1 comentario:

  1. Yo respeto a la gente que cree y se confiesan católicos, pero para nada estoy de acuerdo en financiar la iglesia con fondos publicos, para eso ya esta su jefe en Roma que tienen más dinero que vale.
    un abrazo y seguimos leyendonos

    ResponderEliminar