k

k

domingo, 8 de abril de 2012

Penas más duras.

Claro que sí, tipificar nuevos delitos (Endurecimiento de penas) relacionados con las protestas de ciudadanos indignados, estudiantes que ven peligrar su educación y reformar la ley del aborto. Desde que Gallardón aterrizó en el Ministerio de Justicia todo han sido "sorpresas". El niño-hecho-hombre quiere pasar a la posteridad como el gran reformador de la justicia española y vive dios que lo va a conseguir;. Nada, a por las reformas que aún tenemos tragaderas y somos como la diosa justicia....¡ciegos!. Ah! que podrían restablecer la Ley de Vagos.
No sé si se habrán planteado hacerle unos "retoquitos" al Código Penal en la parte de su articulado en la que recoge los delitos relacionados con la corrupción política, el cohecho, la malversación, el tráfico de influencias, la evasión fiscal,....blablabla...¿No estaría mal, verdad?. Yo los reformaría y modificaría las penas con que son castigados, que se apliquen las mismas que para los delitos de terrorismo o los muy graves. Tal vez más de uno y de dos se pensaría meter la mano en la caja.

1 comentario: