k

k

miércoles, 4 de abril de 2012

En espera.



Se prepararon estudiando una carrera universitaria, varios master universales, idiomas e informática. Todo parecía que les iba sonríendo. Vivieron tiempos felices, fiestas, vacaciones en Roma y, a la vez, fueron haciendo algún que otro plan de futuro. Llegado el momento de la emancipación se dieron de bruces con la realidad. Son dos nimileuristas: sin casa, con un trabajo por horas y pendientes de emigrar a lugares más cálidos y acogedores. ¡Siempre les quedará el amor!.

2 comentarios: