k

k

jueves, 19 de abril de 2012

Cuatro cafés y una aspirina.






¿Quién no tiene para cuatro cafés al mes? Si nos ponemos tiquismiquis no avanzamos y con lo que hay que aportar a las arcas del estado, en concepto de copago de medicamentos, se pueden hacer tantas cosas...Por ejemplo: pagar las deudas contraídas por los políticos manirrotos o corruptos. Cuatro cafelitos con los amiguetes pueden ser suprimidos si con ello tenemos sanidad, más o menos, gratuita. Ayer cuando, en TVE24, emitieron la comparecencia de la Ministra Mato (la del jaguar en el garaje, que hay que ser despistada para no ver un coche de esas características en tu casa. Por cierto ¿Aguién sabe qué pasó con el ex- de la Ministra?) con todos los Consejeros autonómicos me llamó la atención lo distendidos y relajados que estaban, parecía que habían salido de una sesión de spa, todos sonrientes y con cara de "...hemos hecho la buena obra del día...". Es decir que acaban de adoptar una de las medidas más duras de la historia de la Seguridad Social y salen a dar la cara (dura como el cemento) y para más inri se regodean. Lo que si es para reir es ver la hemeroteca y a los lideres del PP diciendo "...la sanidad es intocable, es la única linea roja que no se puede traspasar..." (Vid. Mariano Rajoy, Cospedal, González Pons, Gallardón...).


No hay comentarios:

Publicar un comentario