k

k

jueves, 12 de abril de 2012

Claudicar o resistir.


Mi mundo, tu mundo, el mundo se ha puesto boca abajo. Pender de un fino hilo que te mantenga con esperanza es tan difícil que asusta y sabes que el aire nunca está quieto, te agita, te balancea y al final te hace caer. Tratas de aferrarte como puedes, pero es imperceptible el esfuerzo e inmensa la voluntad.

2 comentarios:

  1. Muchos esfuerzos imperceptibles, siempre se convierten en algo perceptible.

    ResponderEliminar
  2. Es ese fino hilo la esperanza de una salvación !

    Mark de Zabaleta

    ResponderEliminar