k

k

viernes, 2 de marzo de 2012

No hay derecho.


Exceptúando a unos pocos radicales, la mayoría de los manifestantes de Barcelona eran estudiantes de bachillerato o universitarios. No les enviaba Rubalcaba, ni seguían consignas de nadie, bueno y aunque así fuese, los mossos no tenían ningún derecho de tratarles como lo hicieron.
Viendo las fotos, videos y demás material gráfico se siente indignación, por lo humillante que resulta ver a chavales desprotegidos y acorralados por unos tíos que pesan el doble, van equipados y armados hasta las orejas. El uso desproporcionado de la fuerza, por parte de un agente de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, está penalmente castigado. Deberían de llover denuncias contra los mossos que se excedieron, además de pedirse responsabilidades políticas de los jefes de interior. ¡Malditos sean!.
 Uno de los chavales que es brutalmente apaleado es familiar mio y siento verdadera rabia al verle indefenso ante unos gorilas con porra. Que no me vengan a decir que esos chicos los mandaba nadie, estaban manifestándose contra los recortes educativos, que haberlos, los hay y muchos. A los de la caverna los ponía yo en la misma situación a ver qué pensaban y a los del gobierno...¡vayánse a la mierda! (qué diría Fernán Gómez). 

2 comentarios:

  1. Desde luego pintan bastos !

    Mark de Zabaleta

    ResponderEliminar
  2. Deberian llover denuncias, pero viendo el resultado de algunas de ellas, (vease las puestas contra el desalojo de los indignados en plaza catalunya), dan ganas de mandar a la mierda no solo al gobierno, también a los jueces.

    ResponderEliminar