k

k

miércoles, 28 de marzo de 2012

Huelga general ¡si!.

No la secundes. No vale para nada. Es una forma de que los sindicatos justifiquen sus sueldos. La huelgas nunca han servido para amilanar a los gobiernos. Lo único que se conseguirá es que se produzcan pérdidas millonarias. En la actual situación económica se producirá el efecto contrario al que se desea. Todas éstas frases y más, que ahora no me acuerdo, he oído en los últimos días al respecto de la huelga del 29-M. Los detractores te tratan de vender la moto del miedo a las represalias empresariales. Los medios de comunicación afines al ejecutivo se han cebado con los sindicatos y los dirigentes del PSOE, todos son los "malos" de ésta película con final incierto. Al gobierno le importa poco que los trabajadores vayan a la huelga, no tienen en cuenta las opiniones de los ciudadanos, las reformas se harán si o si. Ya no hay marcha atrás, Euro-merkel-sarko lo imponen y cada día se hace más urgente tomar medidas para satisfacer a los, siempre insatisfechos, mercados financieros. Ponga una huelga general en su país y ganará prestigio en las reuniones de los grandes. ¿Los trabajadores? ¡Qué se quejen menos y trabajen más por menos!.

No hay comentarios:

Publicar un comentario