k

k

viernes, 9 de marzo de 2012

Escuela cínica.



Muestra indolencia y cierta mordacidad ingeniosa, cree que es como forma de disimular una melancolía que su mirada quiere ocultar, con escaso éxito, a los ojos de alguien capaz de explorar lo más recóndito de las personalidades, aunque estén ocultas tras capas de cinismo. Le funcionaba bien con otras personas y llevaba años siendo una especie de teatro ambulante...¡pasen y vean!. Descubrió cómo, cuándo y con quién debía emplear las artes escénicas, hasta que se encontró delante del espejo que le reflejó a su otro yo, el  yo más frágil y vulnerable. No le gustó la imagen, salió de la habitación con una gran sonrisa y relatando una lista de cosas pendientes de hacer.

1 comentario: