k

k

miércoles, 22 de febrero de 2012

Rosa Díez, adalid de la libertad.

Cuando todo el Congreso va ella (Rosa Díez) vuelve. Vuelve a la carga con sus reivindicaciones juridico-legales para ilegalizar a los de Amaiur, erre que erre, no se conforma con todos los filtros por los que pasó la formación politica, ha de ir siempre un paso más. Rosa Díez hace, cada vez más, méritos ante el electorado de la extrema derecha, ese sector de la sociedad que aplaude las arengas de Aznar o de Mayor Oreja en cuestiones de terrorismo. Es díficil que todos los grupos parlamentarios se pongan de acuerdo en aprobar un Pacto de Estado para acabar con ETA, casi se consigue, pero la señora Díez y los representantes de Amaiur votaron en contra de la aprobación, resulta contradictorio ya que se pretende: "...proclamar la victoria de la democracia sobre la organización terrorista y exige la disolución definitiva e incondicional de ETA...". Que UPyD se posicione en contra de lo que la mayoría de partidos es, cuando menos, extraño. La postura de Amaiur habría que analizarla ya que votaron en contra porque, entre otras cosas, en la votación se pedía su ilegalización y hemos de aceptar que están en el Congreso de forma legítima. No podemos aceptar las reglas del juego sólo para la parte que nos interesa. Para acabar con ETA hay que acercarse al consenso político y dejarse de ver votos en cualquier actuación. Merecen respeto los lideres del PP y del PSOE en Euskadi (Patxi López y Antonio Basagoiti) han demostrado tener sentido de estado y, sobre todo, sentido común. Rosa Díez los votos no son lo único que mantienen tu escaño, ¿O si?.....

1 comentario:

  1. No podemos aceptar las reglas del juego sólo para la parte que nos interesa...

    Saludos
    Mark de Zabaleta

    ResponderEliminar