k

k

lunes, 20 de febrero de 2012

Manifestaciones.

SE ALQUILA, SE VENDE, SE TRAPASA...un paseo por cualquier calle céntrica y es con lo que te encuentras en la mayoría de los escaparates de los negocios. ¿La reforma laboral va a solucionar los problemas de falta de consumo? ¿La reforma financiera será eficaz para contribuir a la creación de empleo?. No sé, pero creo que ambas reformas son más que satisfactorias para una de las partes (patronal y entidades financieras), el resto de agentes afectados no parecemos estar muy contentos con las medidas que se adoptarán. Ni autónomos  ni empresas familiares, ni trabajadores por cuenta ajena salimos bien parados en el reparto que pretenden hacer con las reformas, pero tras oír a los lideres del PP, en su reunión sevillana, parece ser que tenemos que estarles eternamente agradecidos por "...hacer lo que tienen que hacer; por adoptar medidas que todos los ciudadanos quieren que adoptemos...". Para hacer un poquito más de demagogia popular dicen que respetan el derecho a manifestarse (¿Acaso lo van a prohibir? Que llamen a los antidisturbios, el Ministro Fernández Díaz sabe bastante de estos temas). Rajoy termina con la gran frase: “Algunos se quejan por medidas duras. Cuando tomamos medidas difíciles, pensamos en quienes peor lo pasan”. No señor Rajoy, algunos se quejan porque se aburren, porque un domingo soleado apetece salir a la calle a manifestarse...etc, etc....cada cual que ponga el motivo que le puede llevar a quejarse, pero no nos vengan a decir que las medidas son tomadas pensando en los que peor lo pasan, cuando son estos mismos los que se quejan. No vemos a muchos de la casta política, de la casta financiera en las cabezas de las manifestaciones.

1 comentario:

  1. Estos con su prepotencia estan caldeando la olla. Hoy en Alicante hemos salido unas tresmil personas a manifestarnos sin autorización previa, sin itinerario y nos hemos manifestado durante dos horas por las principales calles de la ciudad y la policía no se ha atrevido a intervenir. Lo de ayer en Valencia les ha asustado.

    ResponderEliminar