k

k

miércoles, 21 de diciembre de 2011

Rajoy y sus circunstancias.

Al volver a casa paso por un descampado en el que aún queda un cartel anunciador de la candidatura de Rajoy, lo miro y me parece ver a un muerto. Pongo la televisión, noticias TVE24 (aprovecho porque ya queda poco para la pluralidad y el buen hacer) y Rajoy explica que ha nombrado a Posada y a Pío Escudero desde la más absoluta confianza y responsabilidad, le oigo y no sé por qué no me llega ningún mensaje. Ahora si que me parece vivir una pesadilla en la que el próximo presidente tiene cara de muerto viviente. Hojeo un diario y en la portada una foto del hemiciclo y Rajoy bajando por la escalinata, sus facciones muestran miedo contenido, los hombros caídos son signo de que le pesa la presión. Es evidente que lo que le viene es demasiado para un hombre tranquilo. Y en España todos esperanzados con la gran labor que llevará a cabo. La patronal, los sindicatos, los banqueros y los medios de comunicación...todos a una. ¿No lo se lo creen?. Esperen y verán, con el apoyo mayoritario de los ciudadanos, las charlas con CiU y poco más, nos hacen un traje a la medida y nos saca de la crisis antes de que acabe el próximo año.

No hay comentarios:

Publicar un comentario